martes, 20 de octubre de 2009

¿Qué Significa Realmente Halloween?

¿ES HALLOWEEN REALMENTE UNA FIESTA INFANTIL E INOCENTE?

¿Qué significa Halloween?
¿Qué hay detrás de estas fiestas?
¿Quién celebra Halloween?
¿Cuál es la responsabilidad del creyente?
¿Qué repercusión podría tener Halloween en la vida de nuestros hijos?

Extracto de artículo del Lic. Dawlin A. Ureña (Pastor, y miembro de la Asociación Científica CRS - Creation Research Society)


¿Qué hay detrás de estas fiestas?

Una de las artimañas de Satanás es disfrazar las cosas más nocivas de cosas que aparentemente son inofensivas. ¿Qué hay detrás de una celebración llamada Halloween? La realidad es que ésta es una fiesta durante cuyo transcurso ocurren abducciones de infantes, asesinatos y ritos satánicos. Halloween es el día más satánico en el calendario pagano.

Durante la celebración de Halloween, los niños se visten de brujas, duendes, fantasmas, pequeños demonios, y adivinos. Todos estos son representantes del reino de las tinieblas. Los juegos jugados durante Halloween promueven miedo en los niños y se basan en casas tenebrosas llenas de telas de araña, sangre, esqueletos, gatos negros, murciélagos, y cuartos oscuros. Pero la celebración no es completada hasta que no aparece la gitana con su bola de cristal para decir la suerte de los participantes.

Satanás ha ganado la aprobación para la celebración de esta fiesta haciéndola una 'tradición'. Una vez algo se convierte en una tradición, las generaciones futuras no cuestionan los orígenes, sino que siguen la celebración simplemente porque es 'parte de la tradición'.

Sin embargo, esta celebración no es buena en lo absoluto. No está basada en ninguna victoria bélica, ninguna fecha conmemorativa importante, etc. ¡No! De hecho, durante el día de la celebración de Halloween se cometen más crímenes y actos tenebrosos que ningún otro día del calendario estadounidense. Los dueños de gatos negros los encierran por temor a su desaparición. El año pasado, sólo en una ciudad de Texas se reportó la desaparición de más de 240 gatos negros en los días cercanos a al celebración de Halloween.

A los niños se les enseña a ir de puerta en puerta diciendo 'trick or treat ' lo cual significa 'o me regalas algo (generalmente dulces) o te juego una broma'. Pero, ¿Es de cristianos amenazar a alguien con darte dulces bajo la amenaza de jugarle una broma? ¡Por supuesto que no! Es gracias a ese tipo de actitud en los niños que se encuentran en las calles en las horas tempranas de la noche de Halloween que la policía es puesta en alerta para atender a la descomunal cantidad de hechos vandálicos que se registran entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana de la noche de la celebración de Halloween.

¿Quién más celebra Halloween?

Los satanistas celebran la noche de Halloween como el día más 'santo' en su calendario, donde se insta a las sectas satánicas a ofrecer sacrificios humanos y animales al demonio (¡lo que se desea es sangre!). Hasta hace pocos años los cristianos de Estados Unidos no habían cuestionado la celebración de Halloween, pero la gran cantidad de niños infantes y gatos negros desaparecidos que se reportan alrededor de ese día es escandalosa. Eso ha puesto a la defensiva a la Iglesia de Jesucristo.

¿De dónde vino la celebración de Halloween?

Las primeras celebraciones de Halloween NUNCA fueron llevadas a cabo por la iglesia, sino por los sacerdotes de una orden llamada Druida. La celebración de Halloween se hacía en honor a Samhain, el 'señor de la muerte', y sus demonios, cuyo festival caía el 1 de noviembre. De hecho, la definición etimológica de la palabra Halloween es 'noche totalmente santa'. De acuerdo con el diccionario Webster, la palabra Halloween viene de las palabras inglesas 'All Hallo Even'. Esta 'noche totalmente santa' del 31 de octubre -amanecer 1 de noviembre - era también, de acuerdo con el Calendario Romano, un día santo para recordar las almas de los muertos. De ahí la confusión por la mezcla de ambas celebraciones.

Por su parte los Católicos recordaban a los santos muertos, como lo hacen la Iglesia Episcopal y la Iglesia Ortodoxa Griega, pero los sacerdotes de Druida, una orden pagana, tomó la misma noche para celebrar - no el recuerdo de los muertos - sino para brindar loo al 'señor de la muerte'…Samhain.

Este festival tiene la intención de honrar a los mártires, conocidos y desconocidos que hayan muertos por la Iglesia (en realidad fue la iglesia de Roma la que mató a la gran mayoría). Durante los tiempos de Constantino, estos dos días festivos - el eclesiástico y el pagano - se mezclaron en un intento volicional, consciente y calculado para 'tratar de cristianizar' el día pagano. ¡Pero qué error! La Iglesia no logró cristianizar a los paganos. Sucedió lo contrario, como siempre que se intenta transar con el mal…. los paganos influyeron más el día eclesiástico que viceversa.

¿Cuál es la responsabilidad del creyente?

Como padre creyente, usted tiene la responsabilidad de no permitir a sus niños que sean expuestos a una celebración, que si bien tiene la intención primaria de honrar a los muertos, es también usada por grupos paganos para celebrar sus ritos satánicos. Lo que puede parecer a sus niños como juegos inofensivos pueden convertirse en grandes casos de trasferencias de espíritus que estoy seguro usted no desea que su hijo traiga a su casa. Esa noche hay más espíritus inmundos en los aires que ningún otro día del calendario.

¿Qué repercusión podría tener Halloween en la vida de nuestros hijos?

La celebración introduce a los niños a involucrase en ritos que en el mejor de los casos no son cristianos y que en definitiva no le dan la gloria a Dios. Cuando a los niños se les enseña que está bien jugar con la oscuridad, con esqueletos, máscaras tenebrosas, gatos negros, sangre, brujería, adivinación, etc., también se le introduce al virtual envolvimiento con ritos ocultistas en el futuro.
Cuando las cosas de Satanás parecen normales para los niños, ¿Qué esperanza tenemos de que en el futuro estos niños puedan discernir apropiadamente entre el bien y el mal?

Como cristianos debemos concienciar a otros que quizás ignoran a lo que se están exponiendo al celebrar la tradición de Halloween.
”Así que no se hagan cómplices de ellos. Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz (…) y comprueben lo que agrada al Señor. No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas, porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto.'

Efesios 5:6-12

1 comentario:

Kazedai Eien dijo...

Primero que nada, quiero dejar en claro mi postura de respeto ante su opinión. Sin embargo, no puedo evitar dar mi opinión, además, para esto es este espacio virtual, para el diálogo entre el autor y el lector.

El texto que nos comparte es fuerte, contundente, denota que busca plasmar una opinión que ya tiene muy clara, hacer énfasis en ello e invitar al lector a que la comparta.

No tengo problema con ello…sino con los argumentos que plantea, y viéndolo desde un punto de vista creyente, puesto que soy católica; sin embargo, no comparto la idea de que el Halloween deba ser generalizado como “La Fiesta del Diablo”, y más porque usted recorre a argumentos históricos, es decir, no es mera percepción…lo cual hace que su texto me cause más ruido.
¿Las brujas son representantes de las tinieblas? Éstas han existido en todas las culturas anteriores a nosotros, con el nombre de druidas, chamanes, curanderos, sacerdotes, en fin, personas que se reconocen como alguien que tiene una conexión con las fuerzas del aquí y el ahora y con lo divino.

Pienso que muchas de las opiniones que el católico actual tiene alrededor de esta fiesta se basan en lo que la mercadotecnia estadounidense ha tergiversado de un antiguo rito pagano, así como de las mismas torceduras que han hecho aquellos quienes buscan sacar otros intereses, cómo los estándares del satanismo enfocado al ocultismo: las misas negras, los ofrecimientos humanos, todos estos malvados actos, donde se ven a los seres humanos como objetos de grotesca ofrenda...

Otro dato cultural: Samhain no es el nombre de ningún Dios ni de ningún “señor de la oscuridad”, sino de la festividad celta que marca el inicio de un nuevo año, y el fin de la estación “luminosa” o el verano, la época de las cosechas.

En realidad, el día del donde hay más “espíritus inmundos”, citando este texto que ud, publica, es el 30 de octubre, no el 31, conocida como La Noche del Infierno, y es donde es más propicio que aquellos practicantes de magia negra haga sus ritos, trabajos, o lo que sea que fueren a hacer.

Finalmente, me gustaría que personas como usted fueran MÁS CONSCIENTES de las repercusiones que este tipo de materiales, tan unilaterales y extremistas, que tienen en la vida de las personas. Por ello no hay católicos, sino fanáticos que deforman información a diestra y siniestra sin preocuparse siquiera en investigar a fondo el origen de algo antes de hablarlo…

Que la deformación de estos ritos puede también ir desinformando y confundiendo a las nuevas generaciones, sí, estoy de acuerdo. Es nuestra RESPONSABILIDAD nuestra saber a fondo sobre TODOS los aspectos de un algo ANTES de abrir la boca para hablar de ello, Y ENCIMA, poniendo a Jesucristo y nuestro Señor Dios como el porqué principal, y como un justificante…ESO NO SE HACE… ¿Por qué siempre la ignorancia y la tergiversación son “en nombre de Dios”?

Se los dejo para la reflexión.
Salud y éxito es sus caminos.